TESTIMONIOS DE HIPNOPARTO

EL NACIMIENTO DE MARCOS

LA EXPERIENCIA DE SILVIA, MAMÁ DE MARCOS

"EN MI ANTERIOR PARTO ME DEJÉ LLEVAR POR EL MIEDO"

Hola.

Quería hablaros de mi parto.

Tengo una hija de 3 años que aunque ya sabía del hipnoparto, y había hecho algunas técnicas de relajación durante el embarazo, en el momento del parto me dejé llevar por el miedo y me cerré, tanto que al final acabé con epidural, episiotomía, ventosa… y tenía muy claro que esta vez no quería repetir la experiencia pasada, esa sensación de tener las piernas totalmente muertas y no saber si empujaba o no… y además posteriormente estuve con dolores de espalda porque me pincharon 3 veces la epidural.

"ESTA VEZ, CONTACTÉ CON KONCHY E HICE EL TALLER DE HIPNOPARTO"

 

Así que esta vez contacté con Konchy y ella me dio las pautas a seguir. Hice el taller de hipnoparto Express que me dió las herramientas necesarias para poder ir trabajando día a día y así hice… todos los días reservaba mi momento para mí, para visualizar cómo quería que fuese mi parto, escribí afirmaciones positivas y escuchaba el audio en una habitación tranquila con luz muy tenue (me compré unas velitas led), aromaterapia y mi pelota de pilates.

He de decir que aunque tuve muchas dudas, también compré la máquina TENS, que sólo utilicé en el momento del parto ya que aunque tenía muchas contracciones de braxton hicks desde la semana 26, nunca tuve pródromos.

 

"NOTÉ UN <PLOFF>"

Y llegó el gran día, semana 39, fuimos a ver el encendido de luces de navidad con traca incluida, nada hacía presagiar lo que vendría después, cenamos tranquilamente y estuvimos jugando los 3 un buen rato, acosté a mi niña y mientras la daba teta, a las 12 de la noche noté un ploff, a lo que pensé “vaya patada mas rara me ha dado” y acto seguido noté las braguitas húmedas, ahí me asusté un poco, estábamos convencidos que llegaría a la semana 40 como con la niña y la forma de empezar no era como yo pensaba que sería.

Me levanté un momento al baño para comprobar y efectivamente se había roto la bolsa.

Como el agua era transparente no me preocupé, me puse una compresa y volví con mi niña a dormirla y a avisarla que al día siguiente nacería su hermano.

Mientras tanto pensaba “vaya mala suerte, empezamos bien… se rompe la bolsa y ni rastro de las olas uterinas”, pero luego dije venga esto está empezando, el líquido es claro así que puedo estar en casa todo el tiempo que quiera (el frotis era negativo). Mi pensamiento era acostarme una vez que la peque se hubiese dormido, pero ahí vino alguna oleada aislada.

Mientras tanto avisé a mi marido para terminar de ultimar las últimas cosas de la maleta del hospital y recoger la casa que estaba todo……..

"ME ACORDÉ DE LA MÁQUINA TENS Y ME LA PUSE"

Mientras recogíamos venía alguna ola muy ligera, y luego me acordé de la máquina TENS, que tarda 40 minutos en hacer efecto… así que al cabo de media o una hora me la puse, he de decir que al principio la sensación era rara, pero a medida que pasaba el tiempo me ayudaba mucho en las olas, (estuve en el nivel 1 bastante tiempo, aunque a medida que pasaba el tiempo cuando venía una ola al poner el modo boost tenía que subir al 2 y cuando se pasaba volvía al 1), con eso me mantenía bastante entretenida.

"ME CONCENTRÉ EN RELAJARME, SONREIR, VISUALIZAR FLORES..."

En una de las olas, mientras me miraba en el espejo del baño me acordé del parto de Konchy, en que sin querer se estaba contrayendo y tensando, me concentré en relajarme, sonreir, visualizar flores abriéndose, hablar con mi bebé, decirle que formábamos un equipo, y el sabía nacer y yo parir.

Mi marido de vez de en cuando me decía de irnos al hospital y yo le decía que no, que prefería esperar un poco ya que tenía la experiencia anterior de un parto de 11 horas, y no quería llegar y que me explorasen para llevarme un chasco.

Mientras tanto me recordaba de ir al baño para vaciar bien la vejiga y también de beber mi lata de aquarius y me zampé un par de bombones que tenía preparados para la ocasión.

"MI MARIDO ME APOYÓ EN TODO MOMENTO Y AGUANTÉ EN CASA HASATA LAS 4am"

Mi marido me apoyó en todo momento, con caricias, y ofreciendo un entorno lo más agradable posible.

Así aguanté hasta las 4 de la mañana en que una vez más me dijo mi marido de irnos y dije que sí. Avisamos a mi madre para que viniese a nuestra casa para estar con la peque y nos marchamos.

En el trayecto hasta el coche, con cada ola me concentraba en la respiración ascendente, no tenía ninguna prisa por llegar al coche, se me olvidaron las hojas de las afirmaciones positivas y le hice volver a casa a por ellas.

Entre una cosa y otra tardaríamos unos 40 minutos en llegar al hospital aunque es un trayecto en coche de 10 minutos.

Mientras íbamos en el coche, la intensidad aumento bastante yo creo que al no poder moverme, iba más incómoda, suerte que de madrugada y no había coches, solo jovencillos de fiesta.

Ya cuando llegamos a urgencias me bajé del coche con la maleta y mi marido se fue a aparcar, justo cuando arranca el coche tengo el pensamiento de “no te vayas por favor que aquí hay algo que ha cambiado” pero ya había arrancado.

"NO QUERÍA ENTRAR A URGENCIAS SIN MI MARIDO"

Yo no quería entrar a urgencias sin él, porque tenía entendido que, si no nos hacían la PCR a los dos a la vez, a él no le dejarían estar en el parto.

Como he dicho antes la sensación cambió y tuve necesidad de ir al baño a hacer de vientre, no lo podía controlar y me dije: ¡pues lo hago encima que vamos a hacer!!

Salió una celadora a la puerta de urgencias que me vió, y me preguntó qué hacía allí y yo le dije que esperar a mi marido que está aparcando!! A lo cual me dijo que marido ni que aparcar! Pa dentro!! Me sacó una camilla y justo cuando me iba a tumbar apareció él. Qué rapidez!!! Luego me contó que lo veía muy inminente y se vino corriendo.

Total que me llevan en camilla y cuando entramos al área de maternidad una doctora con cara de pocos amigos dice: ¡que hace esta mujer en camilla! Tiene que ir andando!!! Así que nada me levanté, y con cada ola mi cuerpo seguía empujando esa caca que no terminaba de salir.

"LA MATRONA ME DIJO QUE ME TUMBASE, PERO YO DIJE QUE NO"

La matrona debió de ver que era inminente y me dijo que me tumbase a lo cual yo muy digna dije que no! que iba andando!

Me pasan a una sala para explorarme y antes de tumbarme en la camilla me viene otra ola, con lo que solo me da tiempo a subir una pierna, así tal cual me explora la matrona y dice ¡a paritorio que toco la cabeza!

Me llevaron en una silla y allí empezó todo el despliegue, el personal corriendo y yo mientras tanto calmada (oía voces entre ellas de: no sabemos nada de su historia!, su grupo sanguíneo!) yo se lo decía y me decían tranquila que lo estas haciendo genial.

He de decir que todas se portaron de 10!!

"ME PREGUNTARON EN QUÉ POSTURA ME QUERÍA PONER"

Me preguntaron en qué postura me quería poner y me puse de pie en el lateral de la cama y la cabeza apoyada en una almohada que me dieron, fue lo que me salió en ese momento.

Una de las compañeras dijo qué es eso que llevas en la espalda??? Y yo les dije que una maquina TENS (por desgracia todavía es un gran desconocido en los hospitales de España y también entre las embarazadas) a lo cual me preguntaron si la podía quitar que estaba apagada… y yo nooo, espera un momento… apagada?? Sii mira, la tienes apagada!! (en algún momento entre bajar del coche y entrar al paritorio se apagó), sii puedes quitarla (mi marido se encargó de ello).

También me preguntaron cómo quería que fuese el proceso, a lo cual contestó mi marido.

Entre ola y ola nos cogieron la muestra para la PCR.

"ENLA TERCERA OLA PUDE RECIBIR YO MISMA A MI BEBÉ"

Me pusieron un espejo por el cual podía ver como iba avanzando la cabecita de mi bebé. Y también me preguntaron si quería paños de agua caliente en el periné a lo cual dije que sí.

En todo momento me dijeron que lo estaba haciendo genial a lo que decía que era mi cuerpo y no yo quien empujaba.

En la tercera ola pude recibir yo misma a mi bebé, le cogí y después ya me tumbé en la cama para alumbrar la placenta.

Una vez que el cordón dejó de latir, mi marido fue el encargado de cortarlo.

No tuve episiotomía pero sí un pequeño desgarro de grado 1 donde tuve la episiotomía del anterior parto que precisó 2 pequeños puntos de sutura.

 

"ME PREGUNTARON SI QUERÍA IMPRESIÓN DE LA PLACENTA"

Una vez salió la placenta, la matrona me indicó si podía ir al baño a hacer pis para que el útero se pudiese contraer bien ya que tenia la vejiga bastante llena y así hice (algo totalmente impensable para mí)

Me preguntaron si quería impresión de la placenta y dije que siii!!

Después nos dejaron a los 3 solos mientras salía el resultado de la PCR y pude iniciar mi lactancia con el pequeñín.

Con este parto me he podido quitar la espinita que se me quedó del anterior parto y la duda de y si???, que habría pasado si hubiese hecho esto? O lo otro??

Solo me queda dar las gracias por  darme las herramientas necesarias para tener mi parto deseado. Me ayudaron y empoderaron muchísimo.

DAR A LUZ CON HIPNOPARTO: MÁS TESTIMONIOS 

¿QUIERES UN PARTO POSITIVO?

Sea como sea tu parto "soñado", tu también puedes prepararte para un parto positivo. ¡Nosotros te ayudamos a lograr una experiencia de parto positiva!

RESERVA TU PLAZA

Apúntate ahora, paga después.

MÁS SOBRE HIPNOPARTO

Todo lo que necesitas saber sobre Hipnoparto: ¿qué es?, ¿cómo te ayuda?, el método y sus técnicas, beneficios y ventajas, testimonios de otras mujeres, vídeos didácticos, evidencia científica...

Más.png

TODO

SOBRE

HIPNOPARTO

icono - canal youtube.png

canal

youtube

"TU PARTO"

icono - lecturas recomendadas.png

lecturas

y enlaces

de interés