TESTIMONIOS DE HIPNOPARTO

EL NACIMIENTO DE robin

LA EXPERIENCIA DE isabel, MAMÁ DE robin

"QUIERO CONTARTE CÓMO EL TALLER DE HIPNOPARTO ME AYUDÓ A TENER UN PARTO POSITIVO"

Querida Konchy,

Hace poco hice tu taller exprés de hipnoparto y quiero contarte cómo me ayudó a tener un parto positivo. Si te parece que aporta algo, puedes publicar lo que te sirva. Los relatos que tienes en tu página me inspiraron mucho. Me acuerdo especialmente de uno que acabó en cesárea y que hubiera sido un mal parto para muchas. Sin embargo, la mamá que lo relató hablaba de él con cariño y agradecimiento y eso me parece súper importante: entender que sean las circunstancias que sean se puede tener un parto respetado y que te deje un buen sabor de boca. Bueno, ahí va el testamento.

"en la bañera me acuerdo de un video de un parto en el agua"

Tarde de domingo. Mi marido y mi hijo de casi 24 meses se están dando un baño y yo me uno. Estar en el agua me hace acordarme de un vídeo de YouTube que está colgado en el canal curso Tu Parto donde la  mami da a luz en una bañera sin hacer ni un guiño. Mi hijo, que no ha habido forma de que echara la siesta (raro raro), se queda frito sobre las 7 y lo acostamos. Media hora más tarde se despierta (aunque lleva meses durmiendo del tirón. Tendrá el chiquillo un sexto sentido?) y subo a consolarlo sin éxito. Con él en brazos, oigo un plof y le digo a mi marido que cambie la sábana, que he roto aguas pero que no cunda el pánico. Y vaya si cunde. Quiere salir pitando para el hospital agitando el pañuelo blanco por la ventanilla pero me pongo seria y le digo que tiene que confiar en mí y en mi criterio. Mientras él prepara cosas, yo me tiro una hora haciendo de vientre intermitentemente. Las primeras olas vienen y van sin orden ni concierto, me ducho y ahí siguen, y una hora más tarde, me pongo la máquina tens y nos vamos para el hospital porque algo me dice que la cosa va en serio.

"llego al hospital con una dilatación de 3-4cm"

Llego a las 22.30 con una dilatación de 3-4cm, entro a paritorio, siento presión en la vejiga pero no consigo orinar. Les pido que me preparen la bañera y me dicen que vale, pero que sólo es una bañera de relajación y que ahí no puedo parir (ahí es donde mi hijo dice: que no puedo qué? Sujétame el cubata). Cuando me quito la ropa, una ola uterina me pone de rodillas en el suelo. Pasa, me meto en el agua y al instante empiezo a tener ganas de pujar. Le digo a mi hijo que ánimo, que lo va a hacer muy bien y que vamos cuando él quiera, que yo estoy preparada. Mi marido sale a buscar a las matronas pero no ve a nadie, le digo que no pasa nada. En el fondo no quiero que vengan porque sé que el parto es inmediato y me van a tocar las narices queriéndome hacer salir de la bañera.

 

"CON CADA OLA SIENTO MÁS Y MÁS PRESIÓN"

De mí empiezan a salir unos quejidos totalmente involuntarios, con cada ola siento más y más presión hasta que puedo tocar la cabeza de mi hijo y acariciarla. La comparación que hace Konchy entre pujar y vomitar es lo más acertado que he escuchado nunca. Los músculos se contraen igual y fabricas sonidos que en realidad son respiración baja con efectos especiales. Cabeza, aro de fuego y resto del cuerpo salen tan seguidos que apenas puedo distinguir cada uno. Las matronas se ponen nerviosas y me meten prisa para que salga de la bañera y me tumbe en la cama. Una médica de Bilbao muy maja y que ha reconocido mi acento me da un par de puntos porque tengo un pequeño desgarro interno.

"11 DÍAS ANTES..."

11 días antes...

Konchy me mandó el material del taller exprés de hipnoparto y fui a calzón quitado para leérmelo todo y practicar. Mi pobre madre me regrabó el audio de confianza tuneándolo un poco para que me imaginara en el Paseo de los Tristes, tumbada en un banco y mirando a la Alhambra bajo un árbol. Escribí afirmaciones positivas. Hice las respiraciones y los ejercicios en la fitball cuatro o cinco veces. Konchy repite que hay que practicar mucho. Que las cosas no salen si no se han trabajado. De qué me valió el curso entonces? Pues de mucho: me dio el empujón para comprarme la máquina tens (que en mi caso confundió un poco a mi cerebro al estar también pendiente de las sensaciones que dan las descargas), me hizo comprender mucho mejor la mecánica del parto, me quitó miedos, me hizo interiorizar que el parto es un proceso fisiológico como hacer de vientre, me enseñó a mujeres que paren sin hacer un ruido y que reciben a sus bebés con sus propias manos, me lo mostró como lo natural, lo esperable. Me dio tranquilidad.

Mi primer parto fue una inducción larguísima en la 41+3 que casi acaba en cesárea y que terminó con una Kristeller, horas de pujos agonizantes y episiotomía. Si hace dos años hubiera tenido la información y la confianza en el parto como proceso fisiológico que tengo ahora, quién sabe.

Un abrazo!

DAR A LUZ CON HIPNOPARTO: MÁS TESTIMONIOS 

¿QUIERES UN PARTO POSITIVO?

Sea como sea tu parto "soñado", tu también puedes prepararte para un parto positivo. ¡Nosotros te ayudamos a lograr una experiencia de parto positiva!

RESERVA TU PLAZA

Apúntate ahora, paga después.

MÁS SOBRE HIPNOPARTO

Todo lo que necesitas saber sobre Hipnoparto: ¿qué es?, ¿cómo te ayuda?, el método y sus técnicas, beneficios y ventajas, testimonios de otras mujeres, vídeos didácticos, evidencia científica...

Más.png

TODO

SOBRE

HIPNOPARTO

icono - canal youtube.png

canal

youtube

"TU PARTO"

icono - lecturas recomendadas.png

lecturas

y enlaces

de interés