TESTIMONIOS DE HIPNOPARTO

EL NACIMIENTO DE elena

LA EXPERIENCIA DE reyes, MAMÁ DE elena

"el curso de hipnoparto marcó un antes y un después"

​​

¡Hola chicas! Después de casi dos meses de mi gran día, por fin me animo a contaros cómo fue.

Os pongo un poco en situación: INNEcesárea en 2016, aborto en el primer trimestre a finales de 2019 y este embarazo empieza con sangrado las primeras semanas. Muchos miedos, heridas no sanadas, inseguridades... En el segundo trimestre llega el Covid. El estar solos nuestro peque, mi pareja y yo, nos hace centrarnos en el embarazo y empezar a pensar en el parto.

En la semana 29 nos da por pensar en el parto en casa, pero lo comentamos con dos personas y nos quitaron las ganas. Lo que teníamos claro es que queríamos informarnos y prepararnos para el parto, así que nos pusimos en contacto con Konchy Prieto para hacer su curso de hipnoparto. Ese curso marcó un antes y un después en el rumbo de nuestro parto (quién nos lo iba a decir...). Aparte de aprender y prepararnos muchísimo, Konchy nos dio el empujón que nos faltaba para decidirnos por el parto en casa.

"conectando con el equipo de parto en casa"

Buscando por internet, descubrimos a Claudia Kaiser y nos pusimos en contacto con ella (34+4 sdg). El 19 de julio (35+2)nos reunimos con ella y su equipo en Nydo (Conil), un sitio espectacular, y enseguida establecimos vínculo. En las siguientes semanas, hicimos las sesiones preparto en nuestra casa.

Desde la semana 37 a la 40, tuve varios episodios de "falsa alarma": comenzaba a sentir moverse mucho a la bebé, y olas irregulares durante alrededor de 4 horas, que acababan remitiendo. Cuando habíamos mantenido relaciones, las olas eran aún más intensas. Entre eso y la gente con el típico "¿aún nada?", confieso que llegué a desesperarme en alguna ocasión. Hasta que asumí que mi bebé nacería cuando estuviera preparada, y que esas falsas alarmas estaban allanando su llegada al mundo.

"tras notar pérdida de líquido amniótico, dediqué un tiempo a revivir mi embarazo y despedirme de él"

La semana 40 llegó, y esa misma noche empezó a animarse la cosa. Me acosté tarde, sobre las 2 am. Estaba inquieta, como tantas otras noches, incómoda en la cama. A las 3:10 am noto salir líquido. Pensé que sería flujo, pero aun así me puse contenta: el momento se acercaba por fin . Con la emoción no podía dormirme, y me fui a preparar el salón (por si acaso xD). Me acosté de nuevo sobre las 5am.

Cuando me desperté, seguía perdiendo líquido. Hablé con las matronas (12pm) y llegamos a la conclusión de que sería líquido amniótico. Sentía alguna ola aislada, irregular. Claudia me recomendó dedicar un tiempo a revivir mi embarazo y despedirme de él, y conectar con Elena. Y así lo hice. Después de almorzar busqué un momento de tranquilidad y le hablé a mi bebé. Y lloré, lloré mucho. Me perdoné culpas que tenía guardadas y me despedí de la barriga que me había acompañado los últimos 9 meses.

"las olas venían cada 2 minutos y lo llevaba super bien"

Pocos minutos después, sobre las 15:00h, empecé a cronometrar las olas con una aplicación: me venían cada 2 minutos y duraban un minuto más o menos. A las 16:00 llamamos al equipo, y a las 17:00 ya estaban con nosotros

Desde el principio me coloqué la TENS y me puse a caminar por la casa. A ratos cambiaba por la pelota de pilates, cuadrupedia con masaje en sacro...

Lo llevaba súper bien. Tanto es así, que a las 18:30 me dijo Claudia que no parecía estar de parto, y me pidió hacer un tacto. ¡Estaba de 6cm! Bebé en 2º plano. Me vine súper arriba

Pido que me llenen la piscina, y a las 19:20 estoy dentro.

"a pesar de estar de 6cm, las olas bajaron de intensidad"

Se acuesta mi hijo mayor. Son las 21:30 y las olas han bajado en intensidad y ritmo. Claudia me sugiere que salga del agua y camine. Me explica que por la dilatación estoy de parto, pero que faltan dinámica y progreso, que seguramente haya ido dilatando con los pródromos de la última semana. Decidimos hacer vida normal. Claudia y Jessica (doula) salen a cenar, y mi pareja y yo nos preparamos para cenar también. Dos bocados a la hamburguesa y no puedo estar sentada más tiempo (con lo buena que estaba!!!!). Claudia se había dejado la cartera en la casa y estaba en la puerta. Son ya las 23:00. Las olas se intensifican mucho más, y no puedo parar de andar. Mi pareja le pide a Claudia que no se vaya. Vuelvo al agua, y me alivia mucho.

"no la veo salir, pero me doy la vuelta rápidamente y la recojo del agua yo misma. increíble."

00:20 olas fuertes cada 3 minutos. Noto la cabecita bajar muy lentamente durante el transcurso de la ola, y vuelve a subir al acabar. Mientras, me miman: masaje en espalda y sacro, caricias, me refrescan la cara, me dan agua...

00:50 noto que mi cuerpo puja solo, y necesito acompañarle al final. Estoy desesperada por tenerla ya en mis brazos. Cambio de postura continuamente.

03:03 nace mi bebé estando yo en cuadrupedia. El aro de fuego lo noté unos minutos antes, una sensación de quemazón que duró un rato, pero no tan intensa como esperaba. Trae su brazo izquierdo junto a la cabeza al nacer. Esperaba sentir alivio al nacer la cabeza, pero no fue así; no noté alivio hasta que salió el cuerpo con la siguiente ola. No la veo salir, pero me doy la vuelta rápidamente y la recojo del agua yo misma. INCREÍBLE. La placenta nació un rato después.

"parto sanador, en el que la placenta también tuvo su protagonismo"

Jessica se encargó de nuestra placenta. Nada más cortar papi el cordón, me hizo un batido de frutas con placenta (no sabía nada más que a frutas). Luego, nos hizo impresiones de placenta en papel de acuarela, cápsulas de placenta, tintura madre, un marco precioso con el cordón umbilical, y un tarrito con un trocito de placenta, cuarzo blanco, lavanda y canela, para guardarlo como recuerdo y regalárselo a nuestra pequeña al cumplir 18 años.

El equipo de parto en casa, nos asistió en el embarazo (poco en nuestro caso porque nos decidimos tarde), en el parto, en el postparto inmediato (Claudia se quedó con nosotros hasta mediodía) y en el puerperio (hasta el final de la cuarentena).

Parto sanador, el parto que queríamos. Conseguimos curar las heridas del pasado y vivir las sensaciones como queríamos, respetando los tiempos y estando en familia.

DAR A LUZ CON HIPNOPARTO: MÁS TESTIMONIOS 

¿QUIERES UN PARTO POSITIVO?

Sea como sea tu parto "soñado", tu también puedes prepararte para un parto positivo. ¡Nosotros te ayudamos a lograr una experiencia de parto positiva!

RESERVA TU PLAZA

Apúntate ahora, paga después.

MÁS SOBRE HIPNOPARTO

Todo lo que necesitas saber sobre Hipnoparto: ¿qué es?, ¿cómo te ayuda?, el método y sus técnicas, beneficios y ventajas, testimonios de otras mujeres, vídeos didácticos, evidencia científica...

Más.png

TODO

SOBRE

HIPNOPARTO

icono - canal youtube.png

canal

youtube

"TU PARTO"

icono - lecturas recomendadas.png

lecturas

y enlaces

de interés