TESTIMONIOS DE HIPNOPARTO

EL NACIMIENTO DE MAISIE

LA EXPERIENCIA DE la MAMÁ DE maisie

"A LAS 41 SEMANAS, MI BEBÉ DECIDIÓ QUE ESTABA LISTO"

El jueves por la tarde estuvimos viendo cocinas nuevas. Cuando volvimos a casa me senté a tomarme un té mientras me balanceaba sobre la pelota de pilates la cual he estado usando desde la semana 34.

A las 3.20 tuve una sensación fuerte en la barriga, como cuando estoy con el periodo. A los 5 minutos volví a sentir lo mismo. Ya estaba de 41 semanas exactamente y sabía que esto acababa de empezar. Mi bebé había decidido que ya estaba listo para entrar a este mundo.

"ESTABA MUY CALMADA PARA SER PRIMERIZA"

No dije nada a nadie y seguí relajada echada en la cama y reservando energías porque sabía que mi bebé ya estaba en camino y quizás estaría despierta toda la noche. Me puse los auriculares y escuché los audios de relajación. Las olas venían cada 5 minutos y cada una duraba más o menos un minuto. Practiqué la respiración ascendente con cada ola y me ayudaba a concentrarme.

A las 6 de la tarde la cosa seguía igual, de forma regular, así que le envié un mensaje a mi marido para que dejara de trabajar y se viniera para casa. A las 8 todavía seguían viniendo cada 5 minutos, pero cada ola sentía que era más intensa que la anterior. Me puse a cuatro patas sobre la cama, concentrándome en la respiración. A las 10 de la noche me senté en el retrete, la posición más cómoda que encontré.

Una hora más tarde llamé a maternidad y le dije que estaba teniendo contracciones cada 5 minutos durante aproximadamente un minuto cada una. Estaba tan calmada durante la llamada de teléfono que creo que la matrona no estaba segura de si debería de ir ya para allá o todavía no. Sabía que la mayoría de madres primerizas suelen ir al hospital muy pronto y terminan volviendo a casa. Yo no quería ser una de ellas.

"NO ME EXAMINARON Y ME DIJERON QUE FUERA A CAMINAR"

Después de estar unos 10 minutos al teléfono hablando con la matrona de admisión, mi matrona me dijo que como estábamos sólo a 10 minutos del hostpital que podíamos pasarnos y ver cómo va la cosa.

A las 11.20 de la noche nos fuimos para el hospital. Cuando la matrona me vió pensó que había venido muy pronto y me dijo, sin examinarme ni nada, que me fuera a dar una vuelta alrededor del hospital un ratito para ver si la cosa progresaba. Pero no llegamos ni a la salida. No podía andar, las olas venían con mucha intensidad y las sentía sobretodo en la zona de la espalda. Moviendo las caderas y respirando me ayudaba bastante a sobrellevarlas.

"MI CUERPO ESTABA HACIENDO TODO SIN YO HACER NADA MÁS QUE RESPIRAR"

Una hora después sentí que tenía que ir al baño, así que nos volvimos a maternidad buscando los baños. Sentada en el retrete sentí de buenas a primeras como el bebé se encajaba, como si bajara, empecé a sentir que había roto aguas. Le dije a mi madre que llamara a la matrona rápido. Entre mi madre y la matrona me llevaron a una habitación y en ese momento mi cuerpo empezó a empujar solo. No podía controlar esa sensación, era como si mi cuerpo hubiera tomado el control y estaba haciendo todo sin yo hacer lo nada más que respirar. La matrona me pidió que me tumbara en la cama para que puediera examinarme. La matrona parecía sorprendida y me preguntó que si aún quería usar la bañera de partos, le dije que si y empezó a llenar la bañera.

La segunda matrona entró en la habitación y me dijo que ya estaba dilatada completa y que mi bebé nacería pronto. En ningún momento sentí dolor dolor, tampoco hice ningún tipo de ruidos, ni gritos, ni nada por el estilo, estaba muy calmada. Hablaba con mi madre y bebí mucho aquarius entre contracciones. Ni mi madre se creía que ya estaba de parto. Con cada ola me decía a mí misma que las sensaciones que sentía eran completamente normal y con cada ola que pasaba me acercaba más a conocer a mi bebé.

10 minutos más tarde ya estaba coronando y la matrona me dijo que ya no daba tiempo a usar la bañera de partos. Me ofrecieron óxido nitroso, el gas de la risa, para que me ayudara con la olas que ahora venían intensísimas, aunque no imposibles.

Me acuerdo que en algún momento pensé que parir no es tan malo como lo pintan, nada como lo que sale en las películas y nada que ver con lo que la gente me contaba. En ningún momento me dijeron cuándo tenía que empujar. Mi cuerpo sabía exactamente lo que tenía que hacer y yo le ayudaba con la respiración baja. En una de esas respiraciones nació, a las 3.20 de la madrugada, pesando 3,790kg y fue la sensación más increíble de mi vida.

 

"NO ME IMPORTARÍA PARIR DE NUEVO"

Hicimos pinzamiento tardío del cordón y esperamos 40 minutos hasta que la placenta salió de forma natural.

Probablemente tuve mucha suerte, pero realmente pienso que el curso tuvo mucho que ver en lo bien que fue todo. No me importaría tener otro bebé y parir de nuevo. Es una experiencia increíble. Gracias.

DAR A LUZ CON HIPNOPARTO: MÁS TESTIMONIOS 

¿QUIERES UN PARTO POSITIVO?

Sea como sea tu parto "soñado", tu también puedes prepararte para un parto positivo. ¡Nosotros te ayudamos a lograr una experiencia de parto positiva!

RESERVA TU PLAZA

Apúntate ahora, paga después.

MÁS SOBRE HIPNOPARTO

Todo lo que necesitas saber sobre Hipnoparto: ¿qué es?, ¿cómo te ayuda?, el método y sus técnicas, beneficios y ventajas, testimonios de otras mujeres, vídeos didácticos, evidencia científica...

Más.png

TODO

SOBRE

HIPNOPARTO

icono - canal youtube.png

canal

youtube

"TU PARTO"

icono - lecturas recomendadas.png

lecturas

y enlaces

de interés