El Nacimiento de Gil

gil y su papa.jpg

Me gustaría comunicarte que nuestro hijo, Gil, ya ha nacido.

Nació el pasado lunes 14 días después de su fecha de parto y con muy poquita ayuda.

Empezamos la inducción con las prostaglandinas, en forma de tampón, y de ahí fue toda una carrera hasta que nació Gil sorprendiéndonos a todos con un parto rapidísimo. La segunda fase del parto duró alrededor de 3 horas, aunque realmente no lo sé seguro porque el tacto vaginal que me hicieron fue para poner las prostaglandinas y estaba de 1-2 cm. Fue todo tan rápido que no tuvieron tiempo de examinarme de nuevo.

Estoy segura de que las técnicas de hypnobirthing que aprendí y practiqué con mi marido me ayudaron a mantener la calma. Tuve suerte de que el bebé estaba muy bien colocado para nacer. No pudimos utilizar todas las técnicas aprendidas, pero sí que escuché con los cascos los audios de relajación que mi marido me grabó. Las respiraciones fueron fácil de utilizar en el momento adecuado y empezaba a perder el ritmo ahí estaba mi marido, que también las había practicado conmigo, para ayudarme a recuperarlo.

Me hubiera gustado haber estado en casa durante el trabajo de parto, en el baño, con las lucecitas, mi bañera con agua calentita, tal y como ya habíamos planeado, pero al ser inducido tuve que prescindir de todo esto. Aún así mi parto fue calmado y lo más importante rápido. Las matronas estaban sorprendidas de lo rápido, tranquilo y relajado que fue todo.

No puedo decir que fue un parto sin dolor, pero a pesar de la rapidez y de cómo se intensificaba todo más rápido de lo que me esperaba, nunca sentí miedo o que no podía hacerlo. Confiaba en mi cuerpo y en mi bebé y en que ellos habían lo que había que hacer. 

Tengo que decir que uno de los primeros días en casa con Gil llorando inquieto por la noche, le puse uno de los audios de relajación que tantas veces había escuchado, y cual fue mi sorpresa que fue lo único que lo calmó.

Muchísimas gracias por todo tu apoyo. Estoy recomendando el curso a todas mis amigas embarazadas porque de verdad que las herramientas aprendidas han sido excepcionales y toda mujer debería tener acceso a ellas.