Dátiles para un parto más rápido y eficaz


Los dátiles son una fuente muy sana de energía, llenos de nutrientes. Entre los que encontramos fibra soluble, vitamina B, minerales, proteínas, magnesio, calcio y potasio entre otros.

Personalmente, me gustan mucho por su sabor, como snack o añadido a yogures naturales, ensaladas de frutas o similares, sobre todo ahora en verano, pero también me vienen genial en estas últimas semanas de embarazo.

Su fibra soluble es muy bienvenida en mi sistema digestivo para facilitar esas visitas al baño junto a la respiración descendente de Hipnoparto, que siempre funciona y ayuda (si habéis visto el Mini curso Tu Parto, sabréis de qué estoy hablando, sino, lo podéis encontrar en la home Page)

Además, siento que me está ayudando con los famosos "calambres en las piernas" que aparecen durante el embarazo e incluso con el síndrome de piernas inquietas que en este embarazo es de lo que más se está repitiendo, sobre todo a última hora de la noche.

No hace falta que mencione los demás componentes como el calcio o el hierro, creo que ya os podéis hacer una idea, pero me diréis,

"vale bien, pero qué tiene que ver todo esto con el parto?"

Pues voy a ello.


Si miramos a la literatura médica islámica o incluso su cultura, los dátiles son un alimento sagrado y están muy bien integrados en su dieta, tanto, que el mismo Corán recomienda su consumo, curiosamente durante el embarazo y el posparto, y se cree que su valor nutricional y sus propiedades bioquímicas van más allá, otorgándole un papel importante en el parto y posparto.

A raíz de esta creencia popular y cultural, existen varios estudios y una revisión sistemática realizados en el medio oriente que, desde mi punto de vista son de buena calidad. En estos estudios se observó el efecto de los dátiles añadidos en la dieta de mujeres embarazadas durante las últimas semanas de embarazo.

Durante el parto, son una buena fuente de energía gracias a sus carbohidratos, pero además, los investigadores creen que consumir dátiles durante el embarazo y el parto afecta a los receptores de oxitocina de nuestro cuerpo y ayudan a que los músculos del útero trabajen mejor, resultando en un trabajo de parto más eficaz.

Se combinaron los datos de distintos estudios en una revisión sistemática y se obtuvieron unos resultados muy positivos.


Las mujeres participantes en los estudios que fueron asignadas a tomar dátiles durante el embarazo tuvieron:


  • Una fase de dilatación más corta en comparación con los grupos que no añadieron dátiles a su dieta.

  • Menores casos de hemorragia posparto.

  • Menos mujeres necesitaron una inducción o el uso de oxitocina durante su parto.

  • Menos casos de partos instrumentados.

  • Mayor dilatación cervical en admisión del hospital.


Es importante destacar que en estos estudios no participaron mujeres diabéticas o con diabetes gestacional, sólo embarazos de bajo riesgo y sin alteraciones de glucosa en sangre fueron aceptadas.


Debido a su alto contenido en hidratos de carbono es importante hablar con tu profesional sanitario antes de añadir dátiles a tu dieta si tus niveles de azúcar en sangre no están dentro de la normalidad, eres diabética o padeces diabetes gestacional.


Y si tengo un embarazo normal, ¿cómo he de tomar los dátiles para promover su efecto en el embarazo y el parto?

A partir de la semana 36 puedes tomar de 70-100gr al día de dátiles 100% naturales (sin azúcares añadidos). Me gustaría poner especial énfasis en que el consumo de dátiles durante el embarazo debería de ser un consumo consciente, responsable y equilibrado debido a sus altos niveles en carbohidratos, para que podamos mantener una dieta sana durante las últimas semanas del embarazo.


Tengo que mencionar que en mi anterior embarazo sí que consumí dátiles, unos 3 o 4 al día, de pequeño tamaño, y a partir de la semana 38 y tuve un parto muy bueno, rápido y eficaz para ser primeriza, pero nunca podré garantizar al 100% que fue gracias al efecto de los dátiles. Creo, con total sinceridad, que haber realizado un curso de hipnoparto sobre la semana 25 y haber puesto en práctica de forma diaria sus técnicas y herramientas fueron un pilar fundamental en el inicio y desarrollo de mi primer parto. Probablemente los dátiles también pusieron su granito de arena, pero todo lo que podamos hacer para conseguir una experiencia más positiva creo que merece la pena probar siempre y cuando vaya en consonancia con nosotras, nuestra salud y la de nuestro bebé.


Si queréis leer el relato del nacimiento de Nico, podéis acceder desde este enlace.


Y vosotras, ¿Conocíais la evidencia detrás del consumo de dátiles durante el embarazo? ¿Tenéis una experiencia al respecto que queráis compartir?

Os leo en los comentarios.

ACCESO A LA EVIDENCIA CIENTÍFICA:

Ahmed, I. E., Mirghani, H. O., Mesaik, M. A., et al. (2018). Effects of date fruit consumption on labour and vaginal delivery in Tabuk, KSA. Journal of Taibah University Medical Sciences, 13(6), 557–563.

Nasiri, M., Gheibi, Z., Miri, A. et al. (2019). Effects of consuming date fruits (Phoenix dactylifera Linn) on gestation, labor, and delivery: An updated systematic review and meta-analysis of clinical trials. Complementary Therapies in Medicine, 45, 71-84.