El papel de la pareja de parto


Tan pronto como entendemos el rol y la responsabilidad de la pareja de parto en el nacimiento de nuestro bebé nos damos cuenta de que su actuación tiene una gran influencia en la experiencia final.


La inmensa mayoría de las mujeres sienten totalmente necesario un acompañamiento cercano en el que confiar en el día más transcendental de su vida. Y no siempre tiene que ser el padre de la criatura sino que, en ocasiones, esa necesidad de acompañamiento puede venir de la mano de una hermana, una madre o una amiga íntima.


Aunque sabemos que una mujer puede dar a luz perfectamente ella sola, el acompañamiento emocional (o espiritual como lo describieron en su día Aristóteles o Hipocrates) es fundamental para conseguir una experiencia plena y positiva, pero, ¿entendemos lo que supone este acompañamiento, más allá de estar presente y sostener nuestra mano durante las olas uterinas?


Un buen acompañamiento influirá positivamente en nuestro estado de ánimo, y nuestro estado de ánimo está íntimamente ligado a las hormonas del parto, sobre todo la hormona del amor (oxitocina) y la hormona de la supervivencia (adrenalina)


¿Sabias que tu pareja de parto puede influir directamente en la producción de estas hormonas facilitando con ello la fluidez y eficacia del parto?


¿Quieres conocer algunos consejos para que tu pareja te ayude a promover la producción de oxitocina natural el día de tu parto?


Pues aquí te dejo 10 recomendaciones para que tu pareja conozca y ponga en acción el día del nacimiento de tu bebé:


1. Acompañar a mamá en cada ola uterina: abrazándola, dándole caricias, masajes suaves, susurrándole palabras bonitas y positivas, respirando juntos, incentivándola…


2. Preparar la bolsa del hospital para que mamá no tenga que pensar si está todo listo (consejo express 1: hacer una lista para papá de los preparativos de última hora)


3. Encargarse del papeleo del hospital a la llegada de éste. Porque puede resultar en una distracción o un momento de estrés para mamá.


4. Preparar la habitación para darle un toque más íntimo (cerrar la puerta, atenuar la luz, poner música relajante, pedir la fitball, sacar los snacks y las bebidas) que mamá se sienta cómoda, como en casa.


5. Asegurarse de que sólo está presente el personal sanitario minimo necesario, que se hable en voz baja y en un lenguaje positivo para evitar niveles de estrés en mamá.


6. Ofrecer bebidas y snacks a mamá frecuentemente. El parto es como una maratón, mantén tus niveles de hidratación altos.


7. Defender sus derechos y preferencias en el parto cuando estos se vean comprometidos (consejo express 2: haced un curso de preparación al parto en pareja y escribid juntos vuestro plan/preferencias de parto, para que no se le escape ningún detalle)


8. Recordarle a mamá que haga pipi durante el proceso, pues podría interferir en el descenso del bebé en la pelvis.


9. Sugerir cambios posturales a mamá que faciliten la fisiología del parto.


10. Y lo último y más importante que haga todo esto sin que mamá se lo pida ☺️


En resumen, una preparación al parto en pareja junto a un buen acompañamiento son ingredientes esenciales para conseguir un parto y una experiencia positiva del nacimiento de vuestro bebé.

No dejéis de prepararos, informaros, planificar y practicar, pero siempre juntos, trabajando en equipo para darle la mejor bienvenida posible a vuestro bebé.