Beneficios de Practicar Hipnoparto


Si hay algo que no me gusta del Hipnoparto es sencillamente el nombre. No podían haber elegido un nombre más rechinante para el método. Algunas compañeras lo han renombrado con palabras más atrayentes, para evitar ese choque frontal que sentimos al escuchar las palabras "hipno" y "parto" juntas. Pero yo voy a llamarlo como es, porque estoy cansada de los estereotipos y los prejuicios en esta vida. Ya tenemos bastante como para añadir otra palabra tabú más a nuestro vocabulario u otra barrera en el lenguaje.


La palabra "hipno" viene del uso de técnicas de la hipnosis clínica en el método hipnoparto, pero el hipnoparto es mucho más que hipnosis clínica y ahora más abajo os explicaré porqué. Me parece una pena que se haya quedado con el título "hipno" en el nombre, entre otras cosas, porque existe un gran porcentaje de la población que aún no conoce la hipnosis clínica/terapéutica (sus numerosos beneficios, ni sus resultados como terapia) y creen que es algo que realmente no es (un bulo, una chorrada, un engaño, etc) Sólo hay que informarse un poco y ver algunos de los diferentes estudios que avalan esta terapia para preguntarnos porqué no se usa más a menudo en diferentes campos de la medicina, antes de medicarnos con fármacos llenos de efectos secundarios y riesgos que lo único que hacen, en su mayoría, es poner una tirita y no solucionar el problema de raíz.


Volviendo al hipnoparto, éste requiere, en principio, de una mentalidad abierta para poder empezar con "buen pie" el método, pero no es absolutamente necesario. He conocido parejas en las que el compañero de parto estaba "inseguro" antes o durante el inicio de las clases debido a ese prejuicio inicial que solemos hacer a la palabra hipnoparto, pero hasta la fecha, todos han conseguido darle la vuelta a la tortilla, todos han salido de las clases informados, empoderados, preparados y pensando en formas y maneras de trabajar con mami para hacer del parto una experiencia única y positiva para los tres, como familia, como un equipo... Ver al final de las sesiones a la pareja de parto entusiasmada por el gran día, tranquila, confiada, con las ideas claras sobre cuál es su papel y qué es lo que tiene que hacer durante el embarazo y cuando llegue el momento del parto es de las mejores sensaciones que una persona puede tener al realizar su trabajo. No tiene precio.


Si has llegado leyendo hasta aquí, espero que si aún no lo has hecho, abras tu mente y te dejes llevar, y una vez finalizado el texto, saques tus propias conclusiones, sean las que sean, pero sin juicios previos.


El hipnoparto es un método de preparación prenatal que te otorga varias cosas:


Información y conocimiento.

Siempre contando con la información veraz, basada en evidencia científica de calidad y actualizada. El conocimiento adquirido tras realizar un curso o taller de hipnoparto os empodera como personas y os hace más fuertes como pareja. Es un conocimiento práctico que podréis utilizar y aplicar durante el embarazo, el parto e incluso en diferentes situaciones de vuestro día a día.

¿Qué conocimiento se adquiere practicando el hipnoparto?

Fisiología y psicología del parto, conocimiento sobre procedimientos médicos o cómo funciona el sistema, evidencia científica actualizada, desarrollo del pensamiento crítico, toma correcta e individualizada de decisiones, entre otros.

Eliminación de miedos y ganancia de confianza.

En esta parte es donde entra más en juego la hipnoterapia. Usamos técnicas sencillas de relajación y sugestión, una terapia hablada, tan sencillo como eso, para conseguir eliminar de nuestro subconsciente aspectos negativos sobre embarazo y parto que puedan afectarnos psicológicamente en el día del parto (recuerda la importancia de estar tranquila, calmada, segura y confiada durante todo el proceso de parto) Y mientras eliminamos esos miedos nos empapamos de confianza, empoderamiento, información, seguridad, conocimiento... Todo lo que nuestra mente necesita para el gran día.


Herramientas y recursos.

Herramientas para utilizar en cualquier situación durante vuestro embarazo y parto, independientemente del tipo de parto que se termine teniendo. Las herramientas o recursos que se obtienen son, desde mi punto de vista, imprescindibles, no sólo para vivir el embarazo desde una actitud positiva y feliz, sino que también son fundamentales para navegar tu parto desde la tranquilidad y la confianza independientemente del camino que adopte el proceso, porque todos los partos son respetables y deberían de ser empoderadores en sí mismos, ya sea una inducción, un parto vaginal, una cesárea, un parto en casa, un parto en el coche, un parto instrumentado o venga como venga. Lo importante es estar preparados para cualquier eventualidad y saber navegar las distintas situaciones de la mejor manera posible para tí y tu bebé. Las herramientas para conseguirlo te las da el hipnoparto, ¿No suena genial?

Además estas herramientas son aplicables a muchos aspectos cotidianos de nuestro día a día ya que no son específicas para el parto en sí y podremos seguir utilizándolas de por vida. Como dicen los británicos es un win-win.



Lo mejor de todo es que la comunidad científica empieza a hacerse mella del método y ya existen varios estudios científicos de calidad sobre el método (enlaces al final de la entrada de blog). Las experiencias de las mamis en consonancia con los buenos resultados junto a la satisfacción materno-fetal que se obtienen mayoritariamente al practicar hipnoparto durante el embarazo es algo que no se puede ignorar a la ligera.


¿El parto puede ser una experiencia positiva y empoderadora? La creencia popular es "quizá, si tienes suerte", o eso se creía hasta ahora porque la gran mayoría de madres que lo han practicado durante su embarazo en preparación al parto, piensan y se sienten así gracias a haber practicado hipnoparto. Los adjetivos más utilizados son "empoderada" y "Superwoman". Sus partos no son idénticos, sino que son todos totalmente diferentes y únicos, aún así, todos tienen en común la positividad de la experiencia y el empoderamiento y enriquecimiento de la pareja.


En la sección de testimonios tenéis relatos reales de experiencias de parto tras haber practicado el hipnoparto, todas positivas y todas diferentes, contadas de puño y letra por mamis a las que yo he tenido la suerte de acompañar. Leelas sin miedo, pues en ellas no encontrarás sorpresas desagradables, sino todo lo contrario, estos relatos son exactamente el tipo de historias que toda mami embarazada debería leer/escuchar.


EVIDENCIA SOBRE EL HIPNOPARTO

Las intervenciones basadas en la hipnosis durante el embarazo y el parto y su impacto en la experiencia del parto Resultados sobre el uso del método hipnoparto como preparación al parto (Australia) Estudio sobre el uso de la auto hipnosis durante el parto